INTERNET, SEGÚN TAMAR SÁNCHEZ

 

¿Me ha cambiado la vida?
Pues si. Pero yo diría que de manera superficial. Gratamente superficial.
 Mis reticencias de antaño fueron superadas una vez que lo manejé, al menos un poco para algunos, un mucho para otros. Pues yo pertenezco a la generación de la literatura, de la imaginación…así que mis prejuicios venían y aún vienen de los “colgados” que están todo el día conectados, ensimismados, alelados.
 Pero una vez que dominas un poco este entramado de Internet, enseguida empiezas a sacarle ventaja. Me gusta ver las páginas WEB, donde sueles encontrar mucha información sobre los temas que buscas. Interesante. Y rápido.
 Tengo un blog sobre teatro LA POÉTICA ESCÉNICA se llama, donde tengo fotos de mis montajes, poesía, etc…me ayudaron a hacerlo pero en cuanto me quedaba sola no me salía igual, me salía…como quería el ordenador, porque lo peor no es saber por qué unas veces sale como quieres y otras no, cuando tu juras y rejuras que has hecho lo mismo. Además me desinflé, porque aunque mis conocidos saben de mi blog, aunque lo visiten, nunca hay ningún comentario. Y la verdad si no hay comentarios…¿para qué?, con quien me comunico.
Otra cosa es Facebook. Me lo paso genial, es muy ameno, me viene de todo. Es muy bueno para la soledad, para pasar la tarde en un pis pas, pero es bastante adictivo…menos mal, que se me cansan los ojos, y eso me ayuda a dejarlo la mayoría de las veces.
Así que me ha cambiado la vida de manera superficial, porque puedo pasar varios días sin Internet. Y si tengo algún gusanillo es sobre todo por consultar el correo electrónico, pero por cuestiones de trabajo, que es lo que más me importa y martiriza.
Y sigo pensando que donde haya un buen libro de papel, un bonito cuaderno para escribir, y actos en la callee…los prefiero a Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *